EL CORTE CLÁSICO

Oscar Alfaro dice que heredó de su padre la tradición de trabajar como peluquero. Incluso, sus otros seis hermanos, decidieron tomar las tijeras y seguir el camino de su progenitor. Con más de 50 años de oficio, cuenta que durante los días previos al inicio de las clases su salón se llena de niños. Pero con el paso del tiempo —asegura—, han quedado atrás los tradicionales cortes al estilo militar: “Antes venían con los papás y se cortaban el pelo. Ahora hay niños que desean conservar su propio estilo”. Fotografías de Patricio Miranda, El Diario de Atacama.

Oscar Alfaro dice que heredó de su padre la tradición de trabajar como peluquero. Incluso, sus otros seis hermanos, decidieron tomar las tijeras y seguir el camino de su progenitor. Con más de 50 años de oficio, cuenta que durante los días previos al inicio de las clases su salón se llena de niños. Pero con el paso del tiempo —asegura—, han quedado atrás los tradicionales cortes al estilo militar: “Antes venían con los papás y se cortaban el pelo. Ahora hay niños que desean conservar su propio estilo”. Fotografías de Patricio Miranda, El Diario de Atacama.

1

Comentarios

2

Comentarios

3

Comentarios

4

Comentarios

5

Comentarios