EL DESENTIERRO

Todo el año el “Ño Carnavalón” o “padre del poblado” permanece enterrado en San Miguel de Azapa, pueblo ubicado a 12 kilómetros de Arica, al interior del valle del mismo nombre. Sin embargo, cuando se acerca la cuaresma cristiana es desenterrado para dar vida a su fiesta, cuyo origen está en las tradiciones del pueblo aymara. El simbolismo detrás de la festividad es pedir un buen año y lluvias. Una semana después, el “Ño Carnavalón” vuelve a la tierra. Fotografías de Francisco Manríquez, La Estrella de Arica.

 

Todo el año el “Ño Carnavalón” o “padre del poblado” permanece enterrado en San Miguel de Azapa, pueblo ubicado a 12 kilómetros de Arica, al interior del valle del mismo nombre. Sin embargo, cuando se acerca la cuaresma cristiana es desenterrado para dar vida a su fiesta, cuyo origen está en las tradiciones del pueblo aymara. El simbolismo detrás de la festividad es pedir un buen año y lluvias. Una semana después, el “Ño Carnavalón” vuelve a la tierra. Fotografías de Francisco Manríquez, La Estrella de Arica.

 

1

Comentarios

2

Comentarios

3

Comentarios

4

Comentarios

5

Comentarios