TRUEQUE EN LA FRONTERA

En pleno desierto de Atacama, en el hito 67 de la frontera, un domingo al mes se realiza la Feria Internacional Ollagüe–Abaroa. En promedio, 1.500 personas se mezclan —sin que importe la nacionalidad— a cuatro mil metros de altura para revivir la tradición del trueque, intercambiar y transar diversos tipos de productos. Sus participantes aseguran que la integración entre los habitantes de cada país supera con creces cualquier tipo de problema limítrofe en la frontera. Fotografías de John Yevenes, El Mercurio de Calama.

 

En pleno desierto de Atacama, en el hito 67 de la frontera, un domingo al mes se realiza la Feria Internacional Ollagüe–Abaroa. En promedio, 1.500 personas se mezclan —sin que importe la nacionalidad— a cuatro mil metros de altura para revivir la tradición del trueque, intercambiar y transar diversos tipos de productos. Sus participantes aseguran que la integración entre los habitantes de cada país supera con creces cualquier tipo de problema limítrofe en la frontera. Fotografías de John Yevenes, El Mercurio de Calama.

 

1

Comentarios

2

Comentarios

3

Comentarios

4

Comentarios

5

Comentarios

6

Comentarios